miércoles, enero 28, 2009

Un cerebro al servicio de ¿quién?

Uff, ser de investigaciones tiene sus costos. En una sociedad controlada y engañada ,absolutamente, sin dudar que los que se mueven por detrás de las bambalinas han de tener sus funciones con demasiados cruces.

Atte.
HSQO
CIO ij
 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.